jueves, 16 de diciembre de 2010

EL PODER CURATIVO DEL LLANTO





Se dice que después de la risa viene el llanto, en la jerga popular, la risa y el llanto son desahogos del Alma y del cuerpo físico, por eso llorar es tan bueno como reír si te permites llorar te descongestionas de las penas que arrastra el Alma te libera y te aliviana; también reír calma las penas que podamos estar viviendo y conteniendo dentro nuestro, la risa nos distrae de las cosas que arrastra la mente y nos tiene cautivos tras las vivencias diarias.
Científicamente se ha comprobado que la risa y el llanto se originan en la misma parte del cerebro, reír al igual que llorar trae beneficios para la salud. Reduce la presión arterial y se refuerza el sistema inmune que es tan necesario para una buena salud, cualquiera de estas dos formas de expresión emocional son benéficas para el cuerpo físico y espiritual.
Además se sabe que las mujeres suelen llorar con más facilidad que el hombre, y que el hombre llore no le quita crédito a su persona generalmente no estamos preparados para expresarnos de esa manera nos cuesta dejar que el llanto fluya y nos libere de la presión en que nos encontramos, también es así con la risa tememos al qué dirán, siempre hay que recordar que después de esa gran liberación nos vamos a sentir más aliviados y mejor, tal vez no estemos enterados de que algo nos agobia hasta que lloramos y así nos desahogamos de las cargas que eran invisibles hasta entonces y solo así podemos enfrentarlas.
El reprimir el llanto es perjudicial para nuestro cuerpo físico y nuestra Alma, reprimirnos nos bloquea, estamos propensos a la depresión, nos altera y eso puede llevar a un aumento de la presión arterial y eso con lleva por consiguiente que nos puede perjudicar el corazón físico.
Nuestro cuerpo físico está programado para llorar y no debemos reprimirlo, el llanto tanto como la risa son salud física y espiritual son la forma en que nos comunicamos emocionalmente con el lado de la vida que nos toca vivir.
Por eso ríe y llora todas las veces que sea necesario trae vida y salud a tu vida (valga la redundancia), porque así es la vida la razón del Ser  vive y libérate de toda las preocupaciones desahogándote con el llanto y la risa bebe de la experiencia de la vida.
Con amor y humildad Nancy Garcia
Ama a todos, Namasté





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada